Novedades en Supervivencia en Familia

Supervivencia en Familia está cambiando, pero no sustancialmente. Algo habréis notado nada más entrar si habéis entrado con anterioridad en alguna ocasión. Ahora tenemos un logo:

cropped-logo-supervivencia-final

Lo hemos rescatado de un proyecto anterior que no se ha llevado a cabo por razones ajenas a nuestras circunstancias. ¡Esperamos que os guste!

Ya hemos actualizado los perfiles de nuestras redes sociales, por si os apetece seguirnos a través de ellas, os dejamos los enlaces:

Facebook
Instagram

Como podéis ver, la imagen está actualizada ya en todos lados, pero ahí no queda la cosa de las novedades. Llevamos un tiempo experimentando con el podcasting y nos hemos animado a formalizarlo. Ahora podéis escucharnos en directo, a través de la plataforma de Spreaker, los jueves sobre las 10 de la noche (siempre dependerá si hemos conseguido dormir antes a nuestro hijo). Pero también lo tenéis en las demás plataformas de podcasting:

Spreaker
iVoox
iTunes

Si os animáis a seguirnos o a dejarnos alguna reseña en los canales, ¡¡estaremos muy encantados!!

Esperamos que los cambios os gusten y que os animéis a participar con comentarios, compartirnos o lo que consideréis oportuno. ¡Gracias por estar ahí!

Trucos para Niños: Luz en el Carrito

Un truco que usamos con el carrito del peque es incorporarle una linterna para cuando lo usamos de noche.

En general para quien vive en una ciudad bien iluminada no es un problema, pero en los pueblos, al menos en el nuestro, según la zona nos encontramos zonas de sombra, farolas estropeadas o directamente nos metemos a pasear por un camino y no hay ninguna luz.

Para estos casos utilizamos un sistema de iluminación igual que el de las bicicletas. Con un sistema de anclaje en el que ponemos la linterna cuando nos hace falta. Las linternas que solemos usar son recargables por USB y de LED’s. De esta manera duran más e iluminan mejor. La calidad tampoco es necesario que sea muy alta, tened en cuenta que si nos ilumina tres o cuatro metros por delante será suficiente para evitar escalones, agujeros o “cristalitos” de perro.

Recomiendo poner la linterna en la parte delantera más baja del carro. Si va cerquita del suelo el haz de luz iluminará más y no será solo un círculo que va delante de nosotros, sino un triángulo más parecido a la luz de los coches. A veces no es posible sujetarlo ahí, en ese caso siempre nos quedará la opción de colocarlo en el manillar del carrito. Pero donde no recomiendo colocarlo es en barra de seguridad que sujeta al peque, más que nada por que los enanos con esto se lo pasan pipa y les tendréis entretenidos, pero no vais a ver nada de nada.

En nuestro pueblo nos hemos encontrado reacciones un poco dispares. A algunos les hace mucha gracia cuando lo ven, pero la mayoría de gente que va con otro carrito lo ha mirado con ojos curiosos, y no descarto que alguno ya nos haya copiado la idea.

Intentaremos colgar algún vídeo de cómo funciona la luz del carrito para que podáis valorar si realmente os merece la pena o no.

Visita al Castillo de Coca

El pasado sábado os colgamos esta foto en Instagram con nuestra cuenta SupervivenciaEnFamilia:

Y es que hemos decidido hacer un pequeño juego en esta Red Social. Cuando vayamos a algún sitio de excursión, os daremos unos días para adivinar dónde es. Y en esta ocasión ha sido, como bien dice el título, Coca. Fuimos al Castillo de Coca.

La verdad es que nos hablaron del Castillo de Coca así como muy por encima. Un “me han dicho que es muy bonito” y decidimos darle una oportunidad. Como no estaba demasiado lejos de casa, lo organizamos todo para ir el sábado por la mañana. Papá buscó un restaurante por la zona en la que se pueda comer, preguntó por menú infantil, y reservó el sitio. ¡Voilá! El sábado por la mañana teníamos excursión.

Entre unas cosas y otras Hijo se quedó con los abuelos y fue una excursión de Novios. Así hacíamos una primera expedición para volver en futuros en los que el peque se pudiera enterar de algo… ¡y menos mal!

Como reservamos pronto porque los horarios de Hijo se imponen, llegamos justo a la hora de comer al Restaurante La Muralla, a la entrada de la zona histórica de Coca. Tienen Carta, Menú de Día, Menú de Fin de Semana y Menú Segoviano. Nos decidimos por este último que ya habíamos probado en otros restaurantes. ¡¡Estaba requetebueno!! Y nos soprendió que la cantidad era generosa, los camareros eran muy amables y el sitio nos gustó mucho.

Visita a Coca

Para bajar la comida y esperar que el Castillo abriera, dimos una vuelta por la zona histórica de Coca. A la entrada se puede subir a la Muralla y sentirte como si estuvieras en aquella época. Está muy bien conservada, hasta se puede ver el rastrillo de la entrada.

Nada más entrar tenéis un cartel explicativo de todo y un busto de Teodosio el Grande. Fue el último emperador en gobernar todo el mundo romano, natural de Cauca (Coca). Toda la información la podéis encontrar en la página de Turismo del Ayuntamiento de Coca.

Paseamos por el recinto y al poco nos encontramos con la Iglesia de Santa María la Mayor. No entramos, pero nos comentaron después que está abierta siempre y puedes empujar la puerta. Una de ellas cuesta más abrir, pero que no hay problema por hacerlo y entrar. Nos pareció curioso que en un pueblo tan pequeño hubiera una iglesia tan grande.

Iglesia Santa Maria la Mayor

Seguimos paseando y nos encontramos con una curiosidad a la que no pudimos acceder desde la calle. Luego nos contaron que es una construcción particular de un ciudadano del pueblo que lo hizo para su nieta con materiales reciclados.

Luego llegamos a la Torre de San Nicolás. Por lo visto formaba parte de una iglesia también. Nos sentamos a sus pies y observamos que a las 3 de la tarde hace la misma temperatura que en el Sur a las 3 de la mañana en pleno verano.

Visita al Castillo

Cerca de la hora de entrada para el castillo, nos acercamos y lo rodeamos. Nos sorprendió lo bonito y bien conservado que se veía desde fuera. Y flipamos con el foso… ¡¡Menudo foso!! Luego nos contaron que el foso se hacía mientras se sacaba la arcilla para hacer los ladrillos del propio castillo. El castillo de Coca tiene dos entradas, un puente levadizo (que hoy en día no es practicable) y un puente de piedra (que en su día debió ser levadizo).

Al terminar de dar la vuelta al Castillo de Coca, faltaba media hora para abrir y descubrimos una tienda de productos artesanos muy cerca. Entramos para ver las cervezas artesanas que anunciaban y mientras mirábamos nos atendió un chico muy majo. Nos explicó las diferentes procedencias y gustos de las cervezas que estábamos mirando. Y decidimos comprar después de la visita al castillo para no ir cargados al mismo.

Mientras nos tomamos un refresco se animó a hacer un poco de guía. Era de allí y se conocía todo el pueblo (lógicamente). Nos habló de las curiosidades del castillo, nos resolvió dudas que nos quedaron del pueblo e incluso nos creó una ruta para antes de irnos del pueblo con cosas que debíamos ver.

En la tienda hemos visto productos muy buenos, creemos que es una visita interesante. Además, está a menos de minuto y medio del propio castillo. Autenticos CyL.

Dentro del Castillo de Coca

Una vez dentro del castillo, mientras esperábamos la visita guiada (incluída en el precio de la entrada) que comenzaría 15 minutos más tarde, lo rodeamos también por dentro. De ahí sacamos estas fotos que esperamos que os gusten.

La visita discurrió sobre todo en la Torre del Homenaje. Nada más comenzar, vimos un vídeo explicativo sobre la historia del Castillo protagonizado por el Señor Fonseca que lo mandó a constuir. Y fuimos subiendo los escalones pasando por diferentes salas donde parábamos para las explicaciones.

Y aquí fue donde nos alegramos que no viniera Hijo. Los escalones eran bastante altos y estrechos. Recomendaban antes de la visita que las personas con algún problema físico se lo planteara dos veces. Estando operada de la rodilla, no lo pasé muy mal, pero a los dos años de la operación me le tendría que haber replanteado.

No hicimos fotos durante la visita guiada, pero es realmente recomendable.

¡Esperamos que os haya gustado este post y nos recomendéis también sitios a los que ir!

Cosas Imprescindibles: BioLite

Una de las primeras cosas que compramos fue la BioLite. Cuando tuvimos noticias de su existencia, todavía no estaban en el mercado y había que solicitar la reserva para que te avisaran cuando estuvieran disponibles. Venían directamente desde Estados Unidos. Ahora en cambio los tienes en Amazon sin problemas

p1030486

¿Qué es una BioLite? Pues una mini estufa que funciona con leña. Se podría decir que es una estufa portátil de leña. Se caracteriza sobre todo por la cantidad de accesorios que tiene y lo fácil que es prenderla. Además, su soporte naranja (el que podéis ver a un lateral en la foto) ayuda a avivar el fuego (tiene un pequeño ventilador) y… ¡a cargar cualquier aparato con USB!

El acople naranja funciona con energía calorífica. Por lo que se retroalimenta constantemente. Al encender el ventilador ayuda a avivar el fuego, por lo que genera más calor y ese calor genera más energía. Tanta, como para cargar un móvil.

Igual que con cualquier estufa de leña, necesita yesca y leña. En las fotos podéis vernos con las maderas astilladas encendiendo la BioLite.

En la siguiente foto, podéis ver hasta dónde alcanza la llama con el ventilador. A pesara de estar en interior:

p1030523

Uno de los accesorios más útiles que se le pueden encontrar es una parrilla. Muy útil dado que reutiliza el calor muy bien si vamos de camping. Aunque requiere de una inversión inicial, puedes usarlo en cualquier lugar natural dado que la materia prima que utiliza es inagotable.

p1030537

Aprovecha totalmente la energía calorífica que produce, ¡¡a nosotros nos encanta!! Creemos que es una de las herramientas más útiles para cualquiera que le guste la supervivencia.

Es más, mientras estamos haciendo de comer, podemos seguir alimentando la llama.

p1030544

¡¡A comer!!

Actividad con Niños: Noche sin Luz

Un juego bastante divertido en familia cuando tenemos peques en casa es la Noche sin Luz.
Tal y como su nombre indica consiste en no encender luces desde que anochece hasta que nos vamos a la cama, a los enanos les suele encantar ir con sus linternas por casa de un lado para otro y le da al día un puntito de aventura, a los mayores nos sirve para darnos cuenta de hasta qué punto dependemos del suministro eléctrico.
Este juego puede tener la duración que nos apetezca y complicarlo hasta el extremo, puede ser simplemente no utilizar las luces de casa o no utilizar ningún tipo de aparato que depende total o parcialmente del suministro eléctrico.
De primera puede parecer una chorrada, hasta que empezamos a pensar en la costumbre que tenemos de ver la tele mientras cenamos, o de calentar la cena en el microondas, o simplemente de tener la calefacción encendida, porque amigos, si se va la luz, también nos quedaremos sincalefacción. Las cosas que hacemos cada día con monótona regularidad se pueden convertir en algo casi imposible si no estamos preparados. ¿cuánto duraría la comida de la nevera? ¿cómo lo hago para ducharme sin luz? ¿cómo calentamos la casa? ¿cómo cocinamos?
Con estas prácticas nos daremos cuenta de hasta qué punto dependemos de la electricidad.
Hoy por hoy no es habitual quedarse sin suministro eléctrico, pero aunque sea algo positivo puesto que hace que sea improbable que suframos un apagón de poco más de unos minutos, también hace que nos hayamos vuelto tan dependientes de ello que cada vez mayor parte de la población se vuelve incapaz de sobrevivir sin electricidad.

Curso Básico 4×4 – Terranatur (Opinión)

Uno de los regalos que trajeron los Reyes a casa fue la participación en un curso básico de conducción 4×4 con Terranatur. Tuvimos que posponerlo una vez y le teníamos muchas ganas, hasta que llegó el día. Después de un considerable madrugón, allá nos encaminamos la familia al completo.

Nos encontramos en un bar del pueblo y fuimos guiados todos los coches, uno detrás del otro, hacia la finca preparada para aprender el manejo.

Entre distintas pruebas nos hicieron bajar una pendiente muy pronunciada nada más comenzar. Nos metieron en charcos más grandes de los que nos atreveríamos a cruzar. Hicimos un alucinante cruce de puentes. Además, diferentes montículos con diversas dificultades.

Aprendimos muchísimas cosas, entre las más importantes se puede decir que aprendimos a perder el miedo y conocer bien los límites de nuestro coche. Más de una vez el coche estaba volcado en un ángulo en el que temí por mi vida (jajaja).

Para el copiloto también es un curso útil, entre otras cosas se aprende a guiar al piloto. Nosotros inventamos un sistema que no habían visto anteriormente. Se trata de guiar con los pulgares el ángulo de giro de las ruedas y con los índices el avance del coche. Si no se mueven los índices y se giran los pulgares, el coche deberá mover las ruedas paradas, pero si giramos mientras movemos los índices, deberá mover las ruedas durante el movimiento. Fue muy instructivo esta parte porque jamás imaginé que fuera algo tan importante.

También, debidas a las circunstancias climáticas, hemos tenido que conducir muchísimo por barro y tuvimos la oportunidad de hacerlo constantemente.

Una de las últimas pruebas fue conducir por una trialera (una zona con dificultad añadida) hecha con piedras y rocas en mitad del camino. Esta última prueba nos dejó un poco de mal sabor de boca. Estaba pensada para todoterreno y nosotros tenemos un SUV, lo cual no ha sido compatible con la altura exigida para esa prueba y ha dañado un poco el coche.

Nuestra impresión, en general, es bastante buena. Tienen muy buena profesionalidad para indicar en las partes más técnicas las soluciones más apropiadas para cada vehículo y se aprende muy bien a manejar tu vehículo en cualquier circunstancia.

Al final del todo hicimos una pequeña ruta antes de comer y aprendimos a interpretar un Rutómetro. Teníamos muchas ganas de aprender esto después de escuchar hablar sobre ello siempre en los programas del Dakar.

Antes de ir pregunté si es apropiado para niños de dos años de edad. Nos dijeron que era muy divertido para ellos dado que hay campo y piedras para jugar por todas partes, pero la verdad, después de haber ido, no recomiendo llevar a niños menores de 10 años. Es para estar concentrados durante el curso, pasan bastante tiempo en el coche y los horarios dependen de las actividades, por lo que no te puedes salir un momento para darle de comer al peque. Así que por las exigencias de horario de cada actividad, yo considero inadecuado llevar a niños… Ahora, todo depende del niño, el nuestro se portó extraordinariamente bien.

Sólo nos quedaría aclarar que los daños producidos durante la actividad no se hacen cargo desde Terranatur, le corresponde al cliente como único responsable la reparación de los daños durante el curso.

Presentaciones

¡Hola Mundo!

Aquí estamos, una pequeña familia comenzando esta nueva aventura. Una aventura en la que queremos reflejar una parte importante de nuestra vida.

Nos gustan muchas cosas. Esas cosas las hemos convertido en nuestras aficiones y entre ello se pueden contar el mundo 4×4, la Supervivencia, la Naturaleza…

Os invitamos a hacernos preguntas, cuestionarnos todo. Queremos que este espacio sea de crecimiento por ambas partes. No lo sabemos todo, pero siempre queremos aprender. ¿Nos acompañas?