Fuego Invertido

Como nos gusta mucho la vida en contacto con la naturaleza y las cosas “Rústicas/Rudimentarias” en muchas ocasiones en casa preferimos tirar de chimenea para calentarnos y tratar de usar algo menos la calefacción. Tenemos la suerte de vivir en una casa con chimenea, la cual tiene un tiro muy bueno y no revoca casi nada, así que no tenemos montado Caset.

IMG_2166.jpg

Hemos probado con diferentes opciones en lo que a tipo de leña y colocación de la misma se refiere, igual que los iniciadores y la opción que al final elegimos es la siguiente:

Ponemos leña de encina en la parte de abajo, colocando los troncos más gordos abajo del todo y en perpendicular la siguiente línea de troncos algo más finos, así hasta completar tres líneas completas, generalmente con siete u ocho troncos de diferentes grosores es suficiente.

img_2139

Encima de todo esto hacemos la típica casetita con astillas de pino con resina y como iniciador usamos unas pastillas caseras hechas a base de algodón empapado en la cera derretida (al baño maría) de restos de velas que hayamos ido usando en casa. Estas pastillas caseras son muy efectivas, se encienden fácilmente con un mechero en cuanto se las pellizca un poco con la uña, son impermeables, duran bastante y no dejan nada de olor, además, la cera al calentarse gotea y eso ayuda a la leña que está debajo a que prenda más fácilmente.

Llegado a este punto habrá quien, habiendo leído detenidamente lo anterior se esté preguntando ¿Encender un fuego por arriba? Pues si, al contrario de lo que mucha gente piensa no es necesario que la llama toque la madera para que esta se incendie, la temperatura generada por el fuego se reparte en todas direcciones y eso hace que la leña que está debajo vaya prendiendo también de forma más lenta y progresiva.

Puede resultar un poco chocante la disposición que usamos con la leña, lejos del tradicional tipi que se suele hacer poniendo la leña más fina en el interior y la más gruesa por fuera, o añadiendo progresivamente esta última según sea necesario. Nos decantamos por este método por varias razones.

La primera de ella es que evita el tener que estar metiendo leña a cada poco tiempo, aunque una vez arrancado con el sistema invertido (por llamarlo de alguna manera) se pueda añadir más leña si es necesario, una vez cogido el punto a la cantidad de leña y el tiempo que dura, se monta la pira al principio y no es necesario añadir más; quizá sea necesario aportar algo de aire con el fuelle, pero si la leña está bien colocada tampoco suele hacer falta.

El segundo motivo y para mí el más importante es que siguiendo éste método el calor desprendido es más continuado, trataré de explicarme: Con el método Tipi tradicional teníamos el problema de que el fuego agarraba muy rápido la leña y se consumía muy deprisa, generaba mucho calor durante un lapso de tiempo bastante corto, con el método Invertido esto no sucede, es fácil que apenas se note que la chimenea está encendida durante la primera media hora, pero pasado ése tiempo el calor desprendido es homogéneo a lo largo del tiempo y en general se aprovecha mejor la leña.

img_2164

El método invertido tiene seguidores y detractores, como todo en esta vida, por eso recomiendo probarlo y que cada cual juzgue por sí mismo.

Ejemplo de fuego invertido: http://www.woodheat.org/top-down-steps.html

Ejemplo de fuego Tipi o Tradicional: http://www.chimeneasllofrio.es/blog/como-encender-una-chimenea-de-lena-i/

PD: Más info sobre Encendedores: AQUÍ 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s